Más de un millón de pasajeros este año en San Javier a finales de septiembre

El 87% de los pasajeros de septiembre viajaban en vuelos con origen y destino en el Reino Unido e Irlanda.

Dentro de tres semanas se habrán cerrado las listas de vuelos de la última temporada de verano en el aeropuerto de Murcia San-javier, que se prepara para el cierre, dando paso a la apertura del nuevo aeropuerto internacional de la Región de Murcia en Corvera el próximo mes de enero, y las cifras publicadas esta semana por la sociedad gestora Aena muestran que el número de pasajeros que pasaron por la terminal de San Javier ascendió a 148.959 en septiembre.

Con un incremento interanual del 5,3%, el vigésimo cuarto aumento mensual consecutivo, el total acumulado hasta la fecha asciende a 1.046.215 en los nueve primeros meses de 2018, un 6,5% más que en el mismo período del año pasado.

Como siempre, la gran mayoría de los pasajeros del aeropuerto de la costa del Mar Menor viajaban en vuelos hacia y desde el Reino Unido (114.000, es decir, el 76,7% del total), mientras que otro 10,5% lo hacían en vuelos hacia y desde la República de Irlanda. También contribuyeron significativamente los servicios entre la Costa Cálida y la República Checa (3,8%), Bélgica (3,2%), los Países Bajos (2,2%), Alemania (1,9%) y Noruega (1,75%).

Estas últimas cifras en Murcia-San Javier se dan en el contexto de un total nacional de 26,24 millones de pasajeros en septiembre (un 4,6 por ciento más que en el mismo mes de 2017) en los 46 aeropuertos gestionados por Aena en España. Es de destacar que se han producido descensos interanuales en algunos de los aeropuertos turísticos más concurridos del país, como el de Alicante-Elche, donde la cifra de 1,43 millones fue un 0,04% inferior a la de septiembre de 2017, el de Tenerife Sur y el de Lanzarote, aunque las cifras han aumentado en los dos aeropuertos más concurridos del país, el de Madrid-Barajas y el de Barcelona-El Prat.

Después de nueve meses de 2018, el total acumulado de pasajeros en los aeropuertos de España muestra un crecimiento del 5,5 por ciento, habiendo alcanzado los 204,1 millones.